Krogslund: “El grupo está muy bien en lo humano y deportivo”

El chaqueño y joven entrenador de 34 años, Juan Carlos Krogslund, llegó desde el sur del país tras ser asistente técnico en el equipo de primera división de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, institución que participa en la máxima categoría del básquet argentino. Instalado desde hace varias semanas en el sur de esta ciudad, el entrenador en jefe del Tribuno Básquetbol habló sobre el nuevo proyecto que llevará a cabo junto a su nuevo club y los desafíos que tendrá por delante.

El entrenador en jefe del Tribuno Básquetbol habló acerca del nuevo proceso que afrontará con sobre los nuevos objetivos y desafíos en la tercera

 

¿Cómo vivís este nuevo proceso en el Tribuno Básquetbol?
– Con la satisfacción de poder seguir trabajando de lo que tanto me gusta que es ser entrenador de básquetbol. Por supuesto, en una institución como la del Tribuno que viene haciendo las cosas muy bien realmente, eso me genera muchas expectativas y deseos constantes de seguir creciendo en la profesión. Hacerlo a través de este proceso es algo muy lindo que me ha tocado en el último tiempo y estoy dispuesto a afrontarlo desde la responsabilidad y el trabajo constante.
¿Con qué te encontraste en Salta, en el plano institucional y también social?
– En cuanto a lo social conozco gran parte de la ciudad porque vine unas cuantas veces, soy del norte, chaqueño, viví muchos años en corrientes y la verdad que hay un estilo de vida de mucho respeto y solidaridad, en el norte son muy abiertos y te abren las puertas de la casa en todo sentido. Te permite generar amigos e involucrarte y asentarte con los diferentes roles. Respecto a lo institucional me parece que veo en el área deportiva un interés constante de seguir creciendo con apoyo gubernamental en algunas áreas y sectores que es muy importante para el desarrollo del deporte y la provincia. Respecto al TBB hace algunos años viene apostando al desarrollo de los jóvenes de la provincia y el barrio, ha crecido mucho en cuanto a su figura e imagen institucional a nivel provincial y regional. Tomo la decisión, en los últimos años, de apostar a una competencia profesional que les permita a los jóvenes mostrarse aún más, eso es muy valioso y digno de destacar.
¿El grupo, cómo está en lo deportivo y en la parte humana?
– En lo humano y deportivo al grupo lo veo muy bien. Conformamos un equipo con muchos jóvenes, tenemos referencias de todos e incluso a algunos ya lo conocíamos entonces hemos logrado desde el día uno química de grupo, referido a la parte humana. Con el correr de los entrenamientos y los partidos vamos a ir encontrando química de equipo. En lo deportivo vamos a ir creciendo a medida que el trabajo se vaya desarrollando, hoy por hoy estamos en pretemporada y tenemos que seguir alimentando nuestras capacidades en todos los ámbitos posibles. El tiempo dirá de qué estamos hecho y para qué.
¿Qué es lo más difícil para un entrenador cuando llega a un equipo?
– Trato de enfocarme en mis funciones, poner objetivos a corto, mediano y largo plazos. Desde esa base uno va tratando de cumplir metas y poder darle al proyecto todo lo que exige para alcanzar los objetivos generales de la estructura y los particulares en cada uno de los miembros. Por supuesto, en lo personal busca crecer deportivamente. Después, hay mucho trabajo en equipo y uno ve que es algo que falta en muchos lugares, nosotros entendemos eso y estamos haciendo un gran trabajo de grupo en lo que hace a la estructura general no solo del equipo profesional sino también con las formativas del club e interactuando cuerpo técnico dirigentes y la inversa, y también con el plantel de jugadores.
¿Qué filosofía basquetbolística define a Juan Carlos Krogslund?
– Siempre digo que lo que debe buscar un equipo o una estructura es una identidad y la identidad que me gusta tener en cada uno de los clubes donde trabajo es el armado de una estructura general que involucre al equipo profesional con las categorías formativas en un período de progresión y crecimiento que permita a los chicos llegar al plantel profesional. Y en cuanto al desarrollo del juego en sí mismo me parece que los equipos que quieren tener aspiraciones de crecimiento deben ser agresivos en defensa, con capacidades de contragolpear de manera constante. A la hora de jugar cinco contra cinco en el set, hacerlo con conceptos según los rivales para buscar la ventaja. Cuando toca jugar en el poste bajo hacerlo con claridad, en el pick and roll con verticalidad y conceptos claros, cuando el equipo encuentra equilibrio en sus tiradores tener la capacidad de poder alimentarlos para que sean el sostén no solo a partir del tiro de tres puntos sino también de la cantidad de variables que produce el juego desde sus perimetrales. En términos generales me gustan los equipos agresivos, sólidos con integrantes que entienden el juego y son inteligentes para desarrollarlo.
Se definieron las divisiones en el Torneo Federal, una opinión de los rivales…
– Cinco son de Tucumán, uno de Santiago, otro de Catamarca y uno de La Rioja, se trata de varios clubes con experiencia en el ámbito regional y nacional, nombrar a uno sería irrespetuoso con el resto, lo que tenemos que tener en claro es darle el mérito que merece cada uno y prepararnos nosotros para no depender de lo que pueda hacer el rival sino de nuestra capacidades. Debemos afrontar el torneo tratando de crecer como equipo y que ninguna situación sea sorpresiva para nosotros. Ir a Tucumán genera un desafío importante por la cantidad y calidad de personas e hinchas que concurren a los partidos, lo mismo pasa en Santiago. Será mi primera vez ir de visitante a Catamarca y La Rioja pero seguramente vamos a trabajar de tal manera para que el equipo se encuentre apto para dicha experiencia.
¿De qué manera se afronta una temporada en un equipo que dejó la vara alta respecto a lo realizado en su primera incursión federal?
– Mi manera de llevar los trabajos año tras año tiene que ver con encarar los objetivos planteados con la institución y no despegar los pies de ahí. A veces si uno hace situaciones comparativas puede llegar a confundir y desviarse de los objetivos, pasa por entender que tenemos que afianzar a la institución en el Federal en los próximos dos o tres años, tratar de desarrollar la mayor cantidad de jugadores salteños. Si logramos esos dos objetivos estaremos cumpliendo gran parte de lo pautado para esta temporada; en lo deportivo siempre vamos a querer lograr una localía fuerte, tratar de llegar a los playoffs con una buena cantidad de puntos que nos permita jugar la primera y segunda parte de playoffs como local y por supuesto tratar de pasar la mayor cantidad de fases posibles porque eso está en el ADN de cualquier equipo. Pero no vamos a mirar el espejo de la temporada pasada para pensar lo que viene ahora, sería un grave error. Tenemos que enfocarnos en los objetivos planteados de acuerdo a lo hablado con los dirigentes de la institución.
¿Qué anhelas para el TBB en su próxima temporada en el Federal?
– Somos conscientes que tenemos que buscar consolidar al equipo y a la institución por sobre todas las cosas dentro de lo que es un torneo nacional. El año pasado, en su primera experiencia, tuvo una performance realmente de ensueños, ahora lo que tenemos que tratar de entender que no es fácil afrontar este tipo de torneos y mucho menos consolidarse y asentarse varios años. El objetivo será ese, poner al equipo lo más arriba posible pero teniendo en claro que el club se consolide en el ámbito nacional, a partir de ahí nuestro trabajo y capacidades nos pondrán donde debemos estar.
Fuente Parte de prensa

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *